sábado, 15 de noviembre de 2008

PIZARRO Y ATAHUALPA: LA TRAICION

Un ejemplo más de traición y bajeza que no debemos lamentar más, pero tampoco, seguir.