sábado, 29 de noviembre de 2008

Madonna : Su primera Vez

26 noviembre

MADONNA, SU PRIMERA VEZ


Era la década de los 90’s y en México nos empezábamos a creer que estábamos por fin entrando al primer mundo. La economía era estable, el TLC prometedor y nuestro Presidente, Carlos Salinas de Gortari, tenía los niveles de popularidad mas altos que se hubieran visto en algún mandatario mexicano en años.

En el ámbito del entretenimiento veíamos el nacimiento de nuevas empresas como TV Azteca y la también naciente CIE, después OCESA, que tomaba el control de varios centros de espectáculos para remodelarlos y adecuarlos a los requerimientos de los distintos shows que habrían de presentarse en nuestro pujante país.

Fue en ese contexto que con emoción, ilusión y algo de incredulidad los mexicanos pudimos experimentar por primera vez lo que era asistir a un concierto “tipo gringo” en cuanto a calidad, seguridad y organización. Había dinero y gastarlo en ir a conciertos se volvió una gran opción.

Las giras mas importantes que se estaban presentando a nivel mundial llegaron a México en esos años. Así vimos desfilar a U2, Bob Dylan, Billy Joel, The Cure, Iron Maiden, Elton John, Aerosmith, Radio Head, INXS, Sting, Los Rolling Stones y más.

Pero fue 1993 el año mas destacable de esa década y me atrevo a decir que no hemos visto otro igual por la calidad y cantidad de los conciertos que se presentaron.

Ese año vimos shows con llenos impresionantes como los de Metallica y Guns n’ Roses en el Palacio de los Deportes, Poison, Duran Duran, Peter Gabriel, Def Leppard y solámente entre octubre y diciembre de ese año también estuvieron presentes las espectaculares giras de Bon Jovi, Michael Jackson, Paul McCartney, el sensacional Devotional Tour de Depeche Mode y por supuesto Madonna con su Girlie Show World Tour.

La expectativa que causó el primer concierto de la Reina del Pop en nuestro país fue muy grande a pesar del abultado calendario de conciertos antes mencionado. La polémica fue un factor que contribuyó a esa expectativa ya que la temática sexual sería un elemento central del espectáculo. Grupos religiosos y moralistas se oponían abiertamente a la realización del concierto y amenazaban con impedir la llegada de la satanizada cantante a México.

En efecto, el Girlie Show, basado en el disco Erotica, tenía una buena parte de contenido sexual pero como explicaba la propia Madonna, el show era mas bien "una mezcla de un concierto de rock, un desfile de moda, una presentación de circo, un acto de cabaret y un espectáculo de burlesque". En realidad fue eso y mucho mas para los que tuvimos la oportunidad de ver alguno de los dos conciertos que se presentaron el 12 y 13 de noviembre de 1993 en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Recuerdo que exactamente el día 13 era mi primer aniversario con mi entonces novia y siempre amada Victoria. Mi novia era verdadera fan de Madonna y yo fan de mi novia por lo que se me hizo un gran regalo asistir al concierto. Yo sabía que iba a ver un espectáculo del mas alto nivel y que para un amante de la música ver a Madonna era como la manda de visitar Mecca para un musulmán; igual no es lo que mas te gusta pero lo tienes que hacer una vez en la vida.

Resultó ser de esos conciertos que te revelan que te sabes mas canciones de las que creías conocer y en donde todo el tiempo te la pasas muy bien, sorprendido por las luces, los músicos, el vestuario, las bailarinas, etc. Algo increíble.

En especial recuerdo que a mi novia y a mi lo que mas nos impresionó fue el concepto de vestuario; mas de 1500 trajes para todo el elenco, diseñados por Dolce Gabbana.

Del setlist disfruté especialmente la onda disco de “Express Yourself”, el bailecito con las gabardinas en “Holiday” y el cierre en donde un bailarín/payaso enmascarado resulta ser, como todos suponen y esperan, Madonna quien se quita la mascara, hace un guiño y se despide del público eufórico.

Al final tal y como ella seguramente lo sintió, esa noche, la primera vez de Madonna en México, fue todo un éxito.

Yo no me volví mas fan pero debo decir que las otras dos ocasiones que he vuelto a presenciar a esta artista en concierto, mi motivación ha sido simplemente el gusto, la admiración y la oportunidad de estar frente a un icono de la música de mi tiempo.

AP